Dra. Montserrat Alvaro

Jefa de grupo · Enfermedades alérgicas en la infancia y adolescencia

"Es importante mirar la práctica clínica con las gafas de la investigación puestas y preguntarnos el porqué de todo para poder mejorar la asistencia al paciente "

La Dra. Montserrat Alvaro recientemente ha consolidado su investigación en alergia pediátrica dentro del Institut de Recerca Sant Joan de Déu con la incorporación de su grupo "Enfermedades alérgicas en la infancia y adolescencia"

¿Cuándo tuviste tu primer contacto con el mundo de la investigación?

Hace 20 años, mientras cursaba el Máster en Alergia e Inmunología Clínica Pediátrica de la Universidad de Barcelona en el Hospital Sant Joan de Déu fue aquí donde tuve mi primer contacto con la investigación. Desde el hospital se me permitió participar en algunos de los proyectos de investigación que tenían en marcha. Fue en ese momento de mi carrera que ya decidí adentrarme en este mundo y empezar a realizar la tesis doctoral en asma con el estudio de moléculas implicadas y de la función respiratoria en estos pacientes.

Después de pasar por un hospital comarcal y dos universitarios, regresaste al Hospital Sant Joan de Déu, donde has compaginado la investigación, la asistencia y la docencia. ¿Cómo fue tu vuelta?

Cuando me reincorporé al Hospital Sant Joan de Déu, hace 12 años, pude volver a recuperar mi actividad de investigación. En ese momento había bastante actividad científica en alergia, pero había carencias a nivel metodológico y no había una estructura de investigación bien definida. Fue en ese momento en que empezamos a poner orden a todo lo que diferentes profesionales estaban haciendo. Poco a poco fui impulsando la investigación en la alergia pediátrica con una metodología más rigurosa, que permitiera obtener unos resultados más robustos. Y ya no nos hemos detenido, ya sea desarrollando estudios propios del servicio que nacían a preguntas asistenciales o inquietudes del equipo, colaborando con otros hospitales o centros de investigación, o bien proyectos nacidos desde la industria farmacéutica que necesitaban de nuestra experiencia como pediatras alergólogos A lo largo de estos años nos hemos ido formando en metodología, estadística, etc. para mejorar todos nuestros trabajos. Hasta alcanzar esta masa crítica y resultados que nos han permitido incorporarnos como grupo de investigación en el Institut de Recerca Sant Joan de Déu.

¿Cuál es la principal línea de investigación que está desarrollando?

Nuestra línea principal se centra en el estudio de la alergia alimentaria que aparece durante la infancia, sobre todo porque este es un campo con muchas preguntas por resolver e incertidumbres. Ahora mismo estamos trabajando tanto en mejorar el diagnóstico como en explorar nuevos tratamientos, que no se limiten solo al eliminar el alérgeno de la dieta.

¿Por qué ese interés?

Hasta ahora las personas alérgicas a un determinado alimento, lo que se les "recetaba" era no consumirlo. Pero esto deja totalmente desprotegido a nuestros pacientes. Es muy fácil que un alimento esté contaminado por un determinado alérgeno y consumirlo puede provocar en las personas una reacción anafiláctica que puede ser fatal. Por este motivo, destinamos muchos esfuerzos en investigar nuevos tratamientos.

¿Qué tipo de tratamientos estáis investigando?

Ahora mismo somos pioneros en España en el estudio de los tratamientos de inmunoterapia, y a nivel europeo somos de los pocos centros que trabajan en este campo. Este tipo de tratamiento consiste en ir dando pequeñas dosis del alérgeno e ir aumentando paulatinamente estas dosis. Con el objetivo de modular el sistema inmunitario y que poco a poco vaya tolerando el alérgeno. Los tratamientos de inmunoterapia son tratamientos muy personalizados, cada niño necesitará una pauta única.

¿En los últimos años, parece que haya una mayor incidencia de las alergias alimentarias, es así?

Sí que es cierto que cada vez vemos a más niños alérgicos a determinados alimentos, pero también alérgicos ambientales, no obstante la incidencia o diagnóstico ha aumentado porque gracias a la investigación en este campo hemos mejorado las técnicas de diagnóstico. Ahora tenemos métodos mucho más rigurosos que nos permiten cribar mejor a los pacientes.

¿En qué otras líneas de investigación está trabajando?

También tenemos una línea centrada en la alergia respiratoria y el asma. Una patología muy frecuente, de hecho es enfermedad crónica más frecuente que existe. Dentro de esta línea estudiamos la inmunoterapia en alérgenos, lo que la población general conoce como las vacunas de la alergia. Este tipo de terapia es muy similar a la terapia por alergias alimentarias, que hemos comentado.

Otra línea que tenemos en curso es el estudio de la urticaria crónica, en la que tenemos una amplia colaboración con la industria farmacéutica para desarrollar nuevas terapias en este campo. Por último, también tenemos estudios en las alergias farmacológicas.

A nivel de colaboraciones externas en otros proyectos, ¿qué podrías decirnos?

Pues en estos momentos participamos en un proyecto europeo, liderado por un centro de Berlín, que se llama "Genetics and food allergy", reclutando pacientes con el objetivo de realizar estudios genéticos, investigando los mecanismos genéticos o si hay genes que predispongan específicamente a la alergia alimentaria.

¿Qué destacarías de los miembros que forman parte de este nuevo grupo de investigación?

Yo creo que todas las personas que forman parte del grupo nos gusta preguntarnos constantemente el porqué de las cosas que ocurren a nuestros pacientes. Tenemos una inquietud dentro de nosotros que es la que nos permite mirar la labor asistencia desde las gafas de científico. A través de esta mirada nos hacemos preguntas que intentamos resolver a través de proyectos de investigación que vayamos a desarrollar; ya sea encontrar el porqué de la aparición de una alergia, mejorar una técnica diagnostica o buscar nuevas y mejores terapias para cada paciente, o entender por qué un niño responde mejor a un tratamiento que otro. Y otra cosa que me gustaría destacar del equipo es que intentamos colaborar entre nosotros, comentamos pacientes que creemos que podrían participar de alguna investigación de otro miembro del grupo o nos implicamos en todos los proyectos que se están llevando a cabo. Y esto es lo que nos permite seguir avanzando.

La incorporación del grupo dentro del Institut de Recerca Sant Joan de Déu creo que nos permitirá dar un paso adelante en nuestra labor científica, inculcar entre todo nuestro personal este sentimiento "científico" y nos permitirá establecer más redes de colaboración.

Nuestra línea principal se centra en el estudio de la alergia alimentaria que aparece durante la infancia, sobre todo porque este es un campo con muchas preguntas por resolver e incertidumbres.

¿Quieres compartir esta entrevista?